Fotos de copos de nieve reales y porque fascinan a la gente

Las fotos de copos de nieve reales nos permiten tener un acercamiento y verlos desde otra perspectiva. Por lo regular, los vemos a lo lejos, cayendo junto con otros miles alrededor. Pero tienen su propia belleza.

Es difícil de verlos, porque por la velocidad que caen y circunstancias no son como para prestarles atención.  Es como pararse a ver la lluvia, estarás viendo el conjunto pero no cada gota individual. Con los copos pasa algo parecido.

Pero en realidad tienen su propia belleza, que puedes saber apreciar. Y si bien las gotas de agua pueden ser interesantes, pienso que los copos lo son todavía más. Porque estos terminan de tener multitud de formas.

fotos de copos de nieve reales

Para poder apreciarlos mucho mejor, por lo regular no es a simple vista. Si logras tenerlos con una lupa, o mucho mejor, un microscopio, estarás entrando a un mundo fascinante de formas. Que te encantará conocer esa parte de naturaleza.

¿Por qué ver fotos de copos de nieve reales?

Cuando ves la nieve caer, te das cuenta de cómo cubre todo sitio donde caiga. Y al verlos todos en conjunto, piensas que cada copo es igual al anterior. Pero cuando los conoces más, te darás cuenta que no es así.

Se dice que no hay dos copos de nieve iguales. Con esto se refiere a que si los llegas a observar de cerca, tiene una cantidad amplia y variada de formas. Siendo tantas como variedad de humanos hay en el mundo.

Porque las personas son similares, pero diferentes, ¿verdad? Y es cierto que alguien puede terminar por parecerse a ti. Pero siempre tendrán sus diferencias. Lo mismo pasa con los copos de nieve.

imagen de copo de nieve de cerca

Hay muchas personas que saben esto y terminan por estudiar los copos de nieve. Aficionados a un elemento pasajero, porque no pueden conservarlos, solo tomar fotos. Porque se derriten, se rompen, en algún momento se irán.

Pero creo que eso es parte de su belleza, el poder darse cuenta de la belleza que radica en este hecho fugaz. En donde del cielo caen millones de ellos durante una nevada, cada uno con su propia forma.

Mirando por dentro un copo de nieve.

Los copos de nieve por fuera parecen trozos blancos que caen y listo. Pero cuando son observados de cerca de manera adecuada, podemos descubrir otra faceta. En realidad, por dentro son cristalinos y hermosos.

¿Recuerdas que hablaba de los aficionados? Esto es lo que tanto les gusta. Al observar un copo por dentro es como entrar a un hermoso mundo de cristal. Donde todo brilla, mostrando formas maravillosas.

nieve en una rama

El poder observar estos copos por dentro es lo que causa que haya personas tan interesados en ellas. En cómo pueden terminar siendo tan diferentes cuando durante la noche llegan a caer millones.

Como ves, es una postura bastante peculiar y que no todas las personas entenderán. Pero no importa, quienes les gustan disfrutan de poder ver estos pequeños milagros de la naturaleza.

¿Qué te parecen estos copos de nieve, te gustaron? De ser así, te invito a compartir y comentar sobre el hecho con otras personas.

Leave a Reply